La línea alta gama de la bodega suma una de las uvas tintas más plantadas en el mundo y con gran potencial en la Argentina.

El nuevo vino, elaborado 100% de Cabernet Franc, presenta color rubí con tonalidades violáceas. Aromas que recuerdan a frutas rojas y pimientos, junto con un característico toque herbáceo. En boca posee fina textura, aterciopelado, con recuerdo a pimienta y especias.

“Decidimos sumar Cabernet Franc a la marca Alambrado ya que se trata de una línea de vinos moderna que acompaña las tendencias vitivinícolas. Son uvas plantadas en Valle de Uco, donde el clima fresco está determinado por la altitud y nos permite elaborar un vino con destacada tipicidad varietal, de paladar fluido, pero con gran concentración”, decía Rubén Ruffo, Gerente de Enología de Bodega Santa Julia.

Alambrado Cabernet Franc estará disponible a partir de mayo de este año en vinotecas y restaurantes
seleccionados a un precio sugerido de $380.